TERAPIA ONLINE

Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo. - Albert Einstein

Las nuevas tecnologías son una realidad que forman parte de nuestra vida. La terapia online es una de las opciones de asistencia psicológica que se están volviendo más populares en los últimos tiempos.

No cabe duda que internet ha marcado una nueva era en nuestra manera de vivir, comunicarnos y relacionarnos, haciendo posible el nacimiento de este servicio, que no es un nuevo tipo de terapia sino una manera de hacerla más accesible.

La terapia online se basa en las mismas estrategias y técnicas que usamos en la terapia tradicional por lo que su eficacia y efectividad es la misma, lo que cambia es el uso de nuevos medios para comunicarse. La Asociación Americana de Psiquiatría afirma que “la terapia online produce resultados clínicos equivalentes a los conseguidos en la terapia tradicional en consulta”.

Las posibilidades que ofrece Internet, unidas al modo en el que los profesionales de la salud mental utilizan estas herramientas tecnológicas para mejorar su servicio a distancia, hacen que muchos pacientes opten por este tipo de servicios.

 

¿A quién va dirigido?

 

A cualquier persona que por distintas razones no quiera o no pueda acercarse a un consultorio.

A aquellas personas que:

  • Por distintos motivos viajan constantemente.
  • Por recomendación médica no puedan salir de su casa.
  • Prefieran la comodidad y el ahorro de tiempo y dinero.
  • Expatriados, residentes en un país de habla no hispana.
  • Quienes padecen impedimentos físicos que les limitan la movilidad.
  • Sufren ciertos trastornos psicológicos que les dificulta realizar una terapia presencial: agorafobia, fobia social, personalidad evitativa.
  • No disponen cerca de su hogar un servicio de psicología clínica.

Ventajas

 

Además de la efectividad de este tipo de terapia, existen beneficios diferentes a la terapia presencial, entre los que podemos destacar:

  • Asistir sin desplazarse
    La ventaja más evidente, que permite a quienes no pueden movilizarse contar con apoyo profesional en el lugar donde se encuentren, más allá de quienes no puedan hacerlo por motivos de salud, hay cada vez más gente que vive en lugares alejados, tendencia que ha sido habitual en los últimos tiempos y con ritmos de vida ajetreados que impiden la constancia en la asistencia a las consultas.
  • Comodidad y flexibilidad de horarios
    Poder empezar a trabajar en pocos minutos, sin la preparación que exige salir y trasladarse a la consulta, permite que personas con horarios complicados o jornadas laborales muy largas también puedan acceder a un servicio que de otro modo no se podrían permitir.
  • Se desdibujan las barreras geográficas
    Supone un beneficio para quienes por distintos motivos tuvieron que emigran a otro país, y valoran acceder a asistencia psicológica en su idioma materno, o quienes por cuestiones culturales prefieran los terapeutas de su región de origen, más conocedores de su realidad. En la actualidad debido a la crisis está habiendo un incremento en el número de emigrantes que en el proceso de integración a la nueva cultura pueden tener diferentes problemas psicológicos y psicosomáticos: ansiedad, depresión, sentimientos de soledad, insomnio, etc. También es un punto positivo para quienes simplemente viven en una zona con poca oferta de psicólogos bien formados y con experiencia.
  • Confianza
    Muchas personas hablan abiertamente acerca del hecho de asistir a terapia, pero algunos no se sienten cómodos contando esto. Sea por los restos del estigma que en algunos casos existe acerca de la salud mental o por simple cuestión de discreción, algunas personas valoran que a la hora de ir a psicoterapia puedan contar con un ambiente de anonimato. Además, muchos pacientes notan una gran diferencia entre asistir a psicoterapia a la consulta y hacerlo desde casa o la oficina.
    Abrirse ante una persona con la que no se tiene una vinculación emocional íntima es un poco incómodo para algunos, pero hacerlo en un lugar que les resulta familiar y en el que se sienten seguras hace que gran parte de ese sentimiento desaparezca.